Legazpi Garbia: Stop al ecototalitarismo

ecototalitarismo1.jpg

El proceso de consulta (y sus resultados)  celebrado en Legazpi plantea muchas enseñanzas y motivos de reflexión. De inicio, ayuda a conocer la contradictoria relación que la izquierda abertzale mantiene con los movimientos sociales. Cuando está fuera del gobierno institucional alienta todo brote social colectivo. Pero, en aquellos lugares donde ha tenido una larga experiencia de gobierno institucional se sabe bien cómo se las gasta con los movimientos sociales cuando administra el poder público.

En este caso, los satélites del MLNV cuentan con amplia tutela institucional. Los que no se alinean con su posicionamiento ideológico, son domesticados y reorientados y, si no les es posible reconducirlos, buscan anularlos mediante la presión acogotante de las amenazas y el desprestigio.

En Legazpi, como en todos aquellos municipios donde se ha implantado o quiere implantar el PaP, Bildu ha seguido este manual. Ha promovido a sus agentes, los grupos de ‘zero zabor’, a los que consideran componentes del ‘poder popular’.  Y ha arremetido contra las plataformas que se han movilizado en favor del 5º contenedor, cuya única meta es llegar a la consulta popular. El PaP es la salvación del mundo y esto no se vota, dicen los contrarios al 5º contenedor. El decrecentista Serge Latouche llama a esto ecototalitarismo. Suspender la democracia por atender la demagogia de los que se autoatribuyen la misión de salvar el planeta. Pero, la imagen que finalmente queda es gráfica por sí sola, el ‘poder popular’ del MLNV es opuesto a la consulta popular democrática. Cosa que no es ninguna sorpresa para la mayoría de los guipuzcoanos y vascos.

Acaso por eso, la fuerza de la movilización de las plataformas ha desbordado por completo al aparato de dominio social de los Bildu. Lo ha hecho con tanta energía, que la figura hegemónica de sus organismos ‘populares’ ha quedado desmitificada. La gente ha pensado que hay excelentes razones para moverse. Porque la izquierda abertzale no está a salvo de la general desconfianza ciudadana con la política. Porque la imposición no gusta, por supuesto. Y, muy importante, porque lo que se conoce de las experiencias en marcha de Hernani, Usurbil y Oiartzun no se corresponde con la publicidad (engañosa) que Bildu y los grupos de ‘zero zabor’ hacen de ellas.

A los que apoyan a las plataformas por el 5º contenedor les han acusado de todo. De falta de espíritu cívico y de buscar la máxima comodidad con el mínimo compromiso. De responder a los intereses electoreros de determinados partidos (en Legazpi, de ser componentes del ‘circo del PNV’). De movilizarse solo para protestar y no plantear ninguna acción constructiva.

¿Comodidad? El proceso de protesta, búsqueda de firmas, movilización social y organización de una consulta no es cómodo. Requiere una alta implicación subjetiva y dinamismo para hacerse con medios en los que apoyarse. Y hacerlo en un municipio en el que Bildu gobierna de forma absoluta, es francamente meritorio. A Legazpi Garbia no se le puede acusar de falta de civismo. Ha encauzado sus demandas a través de procedimientos institucionales. Siempre se ha dirigido a las autoridades locales, reconociendo su origen legítimo. Y, cuando ha visto obstruido el cauce por el que debía ser tramitada su causa, ha recurrido a instituir nuevas vías democráticas. Lo ha hecho sin pretender que estas nuevas vías (la consulta popular) sustituyan la legitimidad de las instituciones locales, sino que sirvan al Ayuntamiento para adoptar decisiones que sean más acordes con el auténtico sentir popular.

Por esa razón, no es posible sostener que el movimiento social por el 5º contenedor de Legazpi haya buscado la pura negación. Su programa plantea un mayor compromiso social con la recogida selectiva y el reciclaje de residuos. Además, ha mostrado creatividad y arrojo… para construir. ¿Qué hay más constructivo que abrir la compuerta y dejar fluir una voluntad popular que el poder público local mantenía estancada?

¿Es Legazpi Garbia un mero brazo ejecutor de los intereses de algún partido político? Los resultados de la consulta celebrada el pasado fin de semana muestran claramente el carácter transversal de la iniciativa, que ha superado los corsés de partido. De hecho, la demanda y convocatoria de una consulta constituye un enorme precedente cívico que compromete en primer lugar a los partidos que la han apoyado, y del que no podrán olvidarse en adelante.

El MLNV debería entender que la consulta de Legazpi es una derrota que se proyecta más allá de ese municipio. Bildu, una vez que ha llegado al poder público, ha querido que el ‘frente de las basuras’ sea ejemplo de su manera autoritaria de hacer las cosas, agitando desde arriba a sus colectivos sociales de ‘zero zabor’. Sin embargo, un grupo social surgido desde abajo con un equipaje ligero de demandas (quinto contenedor y consulta democrática) ha movido a miles de personas para mostrar la falta de encaje de ese estilo, más propio de  los regímenes bolivarianos, con nuestra cultura cívica.

J.A. Rekondo Sanz

Iruzkinak

  1. Otro palo más para Bildu2013(e)ko maiatzaren 12(a) 14:55

    Bildu, que no deja de ser una suma de aceite y vinagre, ha perdido el norte. Ya no sabe si lo importante es la recogida, el tratamiento, los vertederos, la incineradora, las dioxinas, la imposición, las banderas, los costes o salvar el culo como sea.
    Lo que están dejando claro es no se aclarán entre ellos. Cada pueblo mirando como quedar bien con su gente.

    http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2013/05/12/sociedad/euskadi/bildu-ve-un-gran-paso-en-el-acuerdo-que-rechaza-el-39puerta-a-puerta39-en-azpeitia

    Bildu, en cada pueblo, obtando por una no-solución diferente. No-soluciones porque no están basadas en datos objetivos sino en pre-juicios políticos.
    Unos iluminados en Usurbil imponen un sistema puerta a puerta que multiplica los gastos sin atender criterios técnicos objetivos y mezclando la separación-recogida con el tratamiento (reciclaje de una parte y vertedero-incineración). Mareando a la gente y luego a toda Gipuzkoa mintiendo con números manipulados.
    Y ahora estamos con Gipuzkoa paralizada y enmierdados con el puerta a puerta. Enfrentamientos vecinales, imposiciones, el partido que debería supuestamente vertebrar Gipuzkoa, internamente desmembrada y haciendo cada uno lo que le da la gana.
    Bildu aclárate. En los temas importantes como la crisis y en estas tonterias de las basuras. Que se te acaba el tiempo.

    ErantzunEzabatu
  2. Otro palo mas...jasjajsajsjasja2013(e)ko ekainaren 25(a) 20:49

    Zizurkilen ere nagusi ezta??...bejondeizuela...jajajajajaja

    ErantzunEzabatu
  3. Hay que abolir el pueblo!!!2013(e)ko uztailaren 22(a) 19:54

    http://h1hernani.wordpress.com/2013/07/05/hay-que-abolir-el-pueblo-el-modelo-democratico-de-bildu/#more-2518

    ErantzunEzabatu